Páginas

30 de noviembre de 2009

Mobiliario urbano.

Ya ni me acuerdo cuando empezaron, pero, por fin, han terminado (o eso parece) las obras alrededor de mi casa. La colocación del mobiliario urbano parece que marca el que los vecinos podamos hacer uso de nuevo de las calles.

No se quien es la persona o personas encargadas de diseñar los espacios públicos de la ciudad, y la verdad es que dudo que nadie lo sepa. Estoy convencido que entran y salen del ayuntamiento por las alcantarillas con el fin de no encontrarse con nadie. A estos misántropos solo les falta un puntito de ironía y el valor suficiente para colocar los bancos cara a la pared, creando así una instalación alegórica de las relaciones interpersonales de principios de siglo. Pero seguro que eso a Rita le parece demasiado radical. Bienvenidos a Valencia. Traiga con usted su propia silla.


Valencia. Nov. 2009

9 comentarios:

Anónimo dijo...

jajaj genial la foto.
estos bancos individuales siempre me han parecido bastante surrealistas...en la calle alboraia hay algún ejemplar de estos

Luis Prado dijo...

otra opción es colocarlas una encima de la otra, también queda muy metafórico....pero lo importante es que después de tres arduas tardes, POR FIN he conseguido poner salida se socorro en los links..

un abrazo

Marga Ferrer dijo...

¡Muy buena! ;-)

Biel Aliño dijo...

Hay veces, casi siempre, que resulta incómodo ver como alguién ocupa un lugar en el banco en el que tú ya estabas sentado antes. Existen algunas excepciones, ancianos y madres con bebés.
Quizás el hombre del siglo XXI necesita sentir que nadie amenaza su espacio vital para poder iniciar una conversación, aunque para ello tenga que levantar la voz.

Kai Försterling dijo...

Insuperable, al igual que las sillas! No tengo palabras para describir las risas que me he pegado.

karmenjt dijo...

Muy bueno el post! Las sillas... un poco incómoda la lejania. Rita seguro que no las ha usado.

Jose dijo...

Muy buena. Felicidades al autor de la foto y al "ponedor" de las sillas

Ferran dijo...

Tu anónimo visitante tiene razón pues en la calle de Alboraia llegaron a colocar uno enfrentado a una farola, vamos con la farola entre las piernas. Buena foto por lo demás.

Daniel García-Sala dijo...

Anónimo: Muchas Gracias. Si, parece que el Plan E ha llenado Valencia de sillas.
Luis: ¡Hombre!, el otro día hablaba de ti con el Boli. A ver si hacemos fotos pronto. Un saludo y gracias.
Marga: Muchas gracias. ;-)
Biel: ¿Jugando a abogado del diablo? :-)
Kai: Si hay risas es buena noticia.
Karmenjt: Si que parece incómoda. :-)
José: Gracias por el cumplido.
Ferrán: Saldré a pasear por la calle Alboraia, que esa silla parece que promete. Aunque no hace mucho la recorrí entera y no lo vi. Un saludo.